El embargo de un coche.

cara-de-sorpresa-y-mala-noticia

La situación puede resultar angustiosa, nos encontramos con todo un problema sin tener ninguna culpa, vamos a ver como podemos salir de esta.

Lo curioso es que hay varias razones por las que un coche no se puede transferir, pero fijaros como  un coche con un embargo si se puede transferir.

Vamos a imaginar que hemos comprado un coche y casualmente nos encontramos con la sorpresa.

Lo primero de todo es contactar con el propietario al que le hemos comprado el coche, es en este momento cuando coge sentido todo el hincapié en la correcta realización del contrato de compraventa, que realmente quien nos vende el coche sea su verdadero propietario y que el valor puesto sea el verdadero. Si el coche lo hemos comprado en la calle al vendedor de turno, pues nos toca santiguarnos y poco mas, no vamos a tener a quien reclamar.

Una vez contactado con el vendedor hay que ver si ese embargo es suyo o de algún propietario anterior, y después ver si ese embargo ha sido pagado pero no se ha levantado en el registro ( eso es algo que ocurre cuando se paga pero no se levanta de forma inmediata ).

Si el embargo no ha sido pagado y sigue la carga sobre el vehículo, pues personalmente intentaría por las buenas que me devolviera el dinero que he pagado por el coche y tan amigos.

Ojo a las tasas de informes con varios días de antigüedad, un coche que hoy no tiene un embargo puede aparecer con cargas mañana, así que las tasas tienen la validez que tienen y en el momento, para mañana ya no valen.

Espero que mis consejos os sirvan.

Aquí tenéis mi web

Y el enlace a nuestro Facebook

Saludos

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat