No sólo se esconden lindos gatitos bajo el capó de nuestro coche

Os aseguro que levantar el capó y que salga uno o varios gatos del hueco motor te sobre salta, pero si en vez de ser gatos, te encuentras que salen despavoridos ratas, bueno, eso es algo inenarrable.

Todavía me recorre un escalofrío por la espalda cuando me acuerdo. Cuando los coches llevan un tiempo parado en algún sitio solitario, normalmente en el campo, suele ser habitual que algún animalito lo use como hogar.

Un gato se suele espantar fácilmente, y quitado que tenga la desgracia de quedar aprisionado entre las correas suele salir del coche como alma espantada.

Con las ratas ya cambia un poco la cosa, cuando están de paso y solo transcurren unas horas en su nuevo domicilio quizás con unos cuantos cables roídos la cosa no pase a más. Aunque no sería el primer coche que se incendia.

Ahora bien, si lo que hablamos es que hagan el nido, eso si que son palabras mayores.

Para evitarlos, lo mejor es que el coche no se deje abandonado por mucho tiempo, abrir y cerrar habitualmente las puertas y capó, estar atentos a movimientos raros, y a la olor, la olor de los nidos de ratas en los coches resulta muy peculiar.

Os dejo alguna foto curiosa que he encontrado.

Aquí os dejo la dirección de nuestra web

Y este es nuestro Facebook

Saludos

nido-zorro-04 nido-zorro-02 gatos-escondidos-coche-frio-fotos gato_luna gato motor gato escondido cables roidos antes-despues-gatos-rescatados-7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.